Negligencia Médica Condena Aseguradora Parto Bebe

Julio 4th, 2015 por admin

Condenan a una aseguradora médica a pagar más de un millón por los graves daños a un bebé

ABOGADO ANDALUCIA NEGLIGENCIAS MEDICAS TELÉFONO 609610197

El recién nacido quedó tetrapléjico y con una discapacidad reconocida del 77%.

  
Los padres han estado representados por El Defensor del Paciente.

Ocurrió el 15 de julio de 2009 en una clínica privada.

El Juzgado de Primera Instancia número 13 de Sevilla ha condenado a una aseguradora médica a pagar más de un millón de euros -654.998,64 euros más una cantidad similar por intereses- por los “graves” daños causados en el momento del parto a un bebé, que ha quedado tetrapléjico y con una discapacidad reconocida del 77%. 
En la sentencia, el juez estima de este modo la demanda interpuesta por los padres del bebé, que han estado representados por El Defensor del Paciente y que denunciaron una mala praxis médica por la ausencia de consentimiento informado en el relación con la inducción del parto y el uso de anestesia epidural, y a un mal manejo del parto.
Adelantaron el parto
Los hechos tuvieron lugar el 15 de julio de 2009, cuando sin motivo aparente se decidió adelantar el parto una semana, induciéndolo. Pese a ser un parto inducido, y en el que se suministró anestesia epidural, aumentando el riesgo, el feto no estuvo monitorizado de manera continuada, por lo que no se pudo detectar con tiempo suficiente el daño -pérdida de bienestar fetal- para practicar una cesárea.
Según El Defensor del Paciente, el bebé “nació en tan mal estado” que tuvo que ser trasladado al Hospital Virgen del Rocío de Sevilla desde la clínica privada donde ocurrieron los hechos “con una situación de asfixia grave y presentando desde el primer momento una importante afectación motora”. 
El recién nacido fue diagnosticado de una encefalopatía hipóxico isquémica, que se produjo como consecuencia de esa falta de oxigeno, y con ello un importante daño neuronal. 
Esta negligencia médica ha generado importante secuelas al bebé, que ha quedado tetrapléjico y sufre dificultades para la deglución y el lenguaje, estrabismo y retraso en el crecimiento secundario, unas alteraciones neurológicas “que son consecuencia directa de la hipoxia producida durante el parto”. Además, la Administración le ha reconocido una discapacidad del 77%.


Publicado en Sin categoría | Sin Comentarios »